z.1. Viernes 26 de febrero de 2016

La Usac otorgó distinción al Dr. Aldo Castañeda

 

Por sus aportes y ser uno de los pioneros en la cirugía cardíaca pediátrica, devoción y trabajo incansable; así como por sus contribuciones al tratamiento quirúrgico de enfermedades cardíacas congénitas reconocidas a nivel nacional y mundial, la Universidad de San Carlos de Guatemala le otorgó, en acto solemne, la distinción académica Doctor Honoris Causa 2016 al sancarlista Dr. Aldo Castañeda.

El Dr. Carlos Camey, Secretario General, explicó que la Comisión de Docencia e Investigación del Consejo Superior Universitario -CSU-, luego de un análisis profundo, concluyó otorgar la distinción al Dr. Castañeda por su trayectoria académica, profesional, altruista y por el interés mostrado por el pueblo de Guatemala.

El Dr. Mario Herrera Castellanos, Decano de la Facultad de Ciencias Médicas, hizo una semblanza del Dr. Castañeda, enfatizando sus múltiples contribuciones científicas.  “Es un orgullo para todos los guatemaltecos y un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones de profesionales de esta casa de estudios”, pronunció.

El Dr. Aldo Castañeda agradeció al Consejo Superior Universitario y a la Facultad de Ciencias Médicas de la Usac, de donde egresó en 1958, por la distinción recibida.

En su disertación expresó que es importante atender las necesidades de los hospitales, en cuanto a equipo, insumos y personal, ya que la falta de estos elementos dificulta la labor de los médicos y estudiantes que están realizando sus prácticas hospitalarias.  “Se necesita más financiamiento en el área de salud”.

“Los estudiantes y médicos se enfrentan a la realidad nacional, o sea a la injusta desigualdad y discriminación socioeconómica, es por ello importante  exaltar los valores humanos y principios éticos en los futuros profesionales”, acotó.

El Dr. Carlos Alvarado Cerezo, Rector, al momento de hacer entrega de la distinción al Dr. Aldo Castañeda indicó: “En nombre de la Universidad de San Carlos de Guatemala y el CSU, es un honor hacerle entrega de este testimonio de reconocimiento a su trayectoria profesional, académica y por ser pionero en la cirugía cardíaca pediátrica; pero sobre todo por su calidad humana, generosidad y por su compromiso de vida con la sociedad guatemalteca y otros países”.

Por Ana María Hernández